Página 3

diciembre 3, 2009

CÓMO SE COMENTA UN TEXTO ARGUMENTATIVO

Filed under: Uncategorized — pag09 @ 1:30 pm

CÓMO COMENTAR UN TEXTO ARGUMENTATIVO

Empecemos con una afirmación contundente: los textos argumentativos son los más difíciles, tanto para comentar como para elaborar. Echemos un vistazo a las páginas de la 44 a la 47 y comprobemos qué cosas debemos tener en cuenta antes de enfrentarnos a ellos:

  • Qué son
  • Elementos esenciales: tema, tesis y argumentos
  • Estructura habitual: introducción, exposición, argumentación y conclusión
  • Los argumentos
  • Según su función: de apoyo, contraargumentos (refutación o negociación)
  • Según su contenido: tópicos (de mayoría, utilidad, ético, hedonista, estético, de calidad, de progreso…)
  • Según su finalidad: racionales / emotivos
  • Argumentación lógica
  • Argumentación analógica
  • Ejemplos
  • Citas
  • Implicación del emisor
  • Apelación al receptor
  • Procedimientos + lenguaje:
  • Géneros:
      • Administrativos: instancia, reclamación…
      • Periodísticos: artículo, editorial, carta del lector…
      • Ensayo.

Puede que nos lleve un tiempo intentar memorizar o retener esta plantilla, pero es indispensable para abordar el comentario con garantías. Pasado este escollo, y habiendo numerado las líneas del texto, comencemos con el comentario del texto propuesto en el examen.

Se trata de un ensayo (tenéis la foto de la portada del libro, en la página 47 del libro de texto) escrito por José Antonio Marina y María de la Válgoma. Como el fragmento es muy breve (apenas dos párrafos) su estructura es mínima. Por eso, el primer párrafo es, al mismo tiempo, una introducción y una exposición del tema y de la tesis: el hombre busca dos cosas fundamentalmente, la felicidad y la justicia. A partir de aquí comienza el razonamiento y la argumentación. Se trata de unos argumentos de apoyo a su tesis, que, si nos fijamos un momento, es fácil detectar el contenido de los dos argumentos fundamentales que ya se expresan en la tesis: el argumento ético (los hombres buscamos la justicia social y eso es positivo) y el argumento hedonista (lo placentero es encontrar la felicidad personal) y ambas cosas van unidas. También podríamos pensar, aunque no sea muy claro y explícito, que esta tesis se fundamenta en argumentos de mayoría y de utilidad (se da por sentado que siempre ha sido así y que eso es preferible). Por eso mismo, puede decirse que hay una mezcla de argumentación racional con un componente afectivo. En todo caso la argumentación racional es más importante.

Cuando analizamos los procedimientos, vemos que aparecen de distinto tipo: los hay de tipo racional que se expresan por medio de marcadores de causa y finalidad: por ello, una finalidad que…; citas de autores autorizados (algo muy importante en este texto): cita literal de Hans Kelsen; además de un procedimiento de enorme importancia en el último párrafo: la implicación del emisor y la apelación al receptor gracias al uso de la primera persona del plural que incluye tanto a los autores como a los lectores.

Merece la pena comentar cómo, justo al final del fragmento, se utiliza el ejemplo contrario, el de los anacoretas (ellos frente a nosotros) que explica muy bien la tesis que defienden los autores.

About these ads

Dejar un comentario »

Aún no hay comentarios.

RSS feed para los comentarios de esta entrada. TrackBack URI

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

El tema Rubric. Blog de WordPress.com.

Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.

A %d blogueros les gusta esto: